Sala de Prensa


28
Febrero 2001
Año III, Vol. 2

WEB PARA PROFESIONALES DE LA COMUNICACION IBEROAMERICANOS

A R T I C U L O S

   
   


Sobre convergencias y divergencias digitales

Un nuevo paradigma para la radio

Ma. Del Pilar Martínez-Costa*

Algo está cambiando...

La radio ha comenzado a abandonar sus tradicionales formas y modos de funcionamiento, está cambiando, se está reinventando. Como en otras etapas de la historia de la radio, el cambio actual tiene un origen tecnológico inmediato: la tecnología digital, que afecta:

  • a los procesos de producción (más calidad)
  • a los procesos de transmisión (uso eficaz del espectro, señal más resistente a interferencias, señal que potencialmente puede utilizar distintos soportes)
  • y a los sistemas de recepción de los programas de radio (mejores coberturas y condiciones técnicas de recepción).

Tres ámbitos en los que se están produciendo rupturas, modificaciones radicales de los modelos de funcionamiento de la radio. En los próximos minutos iremos recorriendo estas rupturas y en cada uno de ellos señalaremos las tendencias que ya se están describiendo.

Se implanta una nueva forma de hacer, de contar, de gestionar y de hacer negocio en este medio tradicional que ha sido reacio a introducir cambios tan radicales. La radio ha iniciado una revolución que la obliga a rompe sus límites habituales de trabajo para abrirse a otros ámbitos que le eran hasta ahora desconocidos.

1. SISTEMAS DE DISTRIBUCIÓN

La primera ruptura digital es la que establece nuevas reglas de juego en los sistemas de distribución de señales. La radio multiplica sus posibilidades de transmisión al producirse un proceso de complementariedad y diversidad de soportes que le permite utilizar canales diferentes al espectro electromagnético. Los soportes se multiplican, dejan de ser un bien escaso, aumentan su capacidad de transporte y mejoran sus condiciones de propagación.

El DAB (Digital Audio Broadcasting) es el primer desarrollo tecnológico para introducir la radio en los sistemas de distribución digital. Europa comenzó a desarrollar este sistema en 1986 y sus primeras experimentaciones son de 1988. Tiene ya una historia, es una tecnología totalmente europea, acabada, aprobada y en proceso de implantación –aunque quizá más lento de lo previsto inicialmente-. La ventaja fundamental que tiene el DAB con respecto a los diferentes sistemas de transmisión digital es la de permitir la escucha móvil y portátil en las mejores condiciones de calidad y propagación. Pero, también hay que decirlo...

EL DAB NO ES LA UNICA RESPUESTA PARA HACER DE LA RADIO UN MEDIO DIGITAL

La radio digital utiliza como soporte de transmisión tanto el DAB en el espectro electromagnético, como el cable, los diferentes sistemas de radio digital por satélite, la televisión digital terrestre y por satélite, la tecnología WAP y UMTS (la próxima generación de telefonía móvil), y la Internet. En el corto plazo puede afirmarse que serán estos últimos –sobre todo la red- los que permitan ampliar el negocio y el mercado de la radio, y obtener de ellos algo de rentabilidad.

A pesar de que la radio comienza a estar en estos nuevos soportes, la radio no abandonará el espectro electromagnético de la OM y la FM, que seguirá alojando señales de radio y que a medio plazo también estarán digitalizadas.

LA IMPLANTACIÓN DEL DAB NO SERÁ UN ÉXITO HASTA EL 2005

Ahora mismo, el éxito del DAB depende de los mismos factores que se vislumbraban en 1994 y 1997 –años críticos para esta tecnología-. Se requiere la autorización de más frecuencias; de marcos reguladores flexibles que estimulen las nuevas iniciativas y que no las aborte antes de ver la luz; de radiodifusores dispuestos a arriesgar; y de receptores que estén disponibles a bajo costo.

Para el caso español, los primeros pasos dados para la implantación definitiva del DAB no darán frutos hasta que la Administración no autorice como primera medida una redistribución de las frecuencias de radio digital recientemente adjudicadas, ampliando el número de señales que pueden transportar cada bloque de frecuencias. Esto irá en detrimento de la calidad de la señal porque se transportarán más señales en el mismo espacio pero es la única forma de dar cabida a la oferta de programas de radio española actual.

LA RADIO PUBLICA Y LOS NUEVOS RADIODIFUSORES ASUMEN EL PROTAGONISMO

En la corta vida del DAB en España, la radio pública y los nuevos radiodifusores están dando pasos acelerados para implantar la nueva tecnología. La primera, como una forma de reafirmar su carácter de servicio público; los segundos porque –aunque tienen experiencia en el mercado de la comunicación- tienen que empezar desde cero en estas lides y no tienen nada que perder.

Por el contrario, los radiodifusores comerciales tradicionales son ahora mismo reacios a implantar de forma acelerada el DAB porque tienen que realizar fuertes inversiones además de asumir los cambios de un negocio que hasta la fecha les ha sido muy rentable. Los datos lo confirman, el volumen de ventas de la radio privada aumentó un 10,5% durante el pasado año llegando a los 57.757 millones de pesetas. Con la particularidad de que el 82% de este volumen de negocio se sigue concentrando en las tres cadenas principales: SER, Radio Popular COPE y Onda Cero.

Otra de las tendencias que claramente se aprecian en este ámbito es que

Los radiodifusores abandonan la gestión directa de las frecuencias y buscan alianzas estratégicas con los operadores de red

La uso generalizado de soportes multimedia ha provocado que los radiodifusores abandonen paulatinamente la gestión directa y exclusiva de las frecuencias o redes y busquen alianzas estratégicas con quienes poseen la infraestructura de transmisión.

SON ESTAS NUEVAS ALIANZAS PERMITEN AMPLIAR EL NEGOCIO DE LA RADIO

Necesariamente en estas alianzas tecnológicas, la radio se abre a otros negocios que son los que le darán margen para asumir la primera etapa de la digitalización caracterizada por su escasa rentabilidad: la radio incursiona en el negocio del entretenimiento, del ocio y los viajes, de los servicios y el negocio electrónico.

Los nuevos negocios harán rentable la transición definitiva al sistema digital.

EJEMPLOS

- En España acabamos de asistir al nacimiento de LOS40.COM, la versión portal de la histórica radio fórmula Los Cuarenta Principales. Los 40 ya era un producto líder, justamente por mantener su actitud innovadora. Sus pilares básicos han sido y siguen siendo la marca, la experiencia adquirida desde 1966 y sus contenidos. Así surgieron los tres canales temáticos de TV (40TV, 40 Latino y Classic 40), la revista (40 Magazine), la página web (cadenacuarenta.es), hasta una tarjeta de crédito (en colaboración con al Caixa, que ya poseen 500 mil jóvenes y que ofrece descuentos en la adquisión de entradas para conciertos) y ahora el portal de Internet. Los40.com espera convertirse en el gran escaparate de la música española en Internet y fomentar la interactividad entre los programas radiofónicos y sus oyentes. Los40 es básicamente una marca. La red le ha permitido instalar un nuevo modelo de marketing, de consumo en línea y de distribución comercial

Pero en el ámbito internacional, la ampliación del negocio de la radio y las empresas de comunicación se decanta claramente hacia el negocio de música: Time Warner se alía con Emi, Bertelsmann rompe el juego de las discográficas y pacta con Napster para vender música en la red.

2. CONTENIDOS

La segunda ruptura se produce en el terreno de los contenidos. Otra de las características de lo digital es que se trata de un lenguaje y un entorno en el que confluyen diferentes dimensiones comunicativas. La radio pasa de ser un "unimedia" en el que sólo contaba con el sonido para ser de ahora en más "multimedia", un universo de síntesis. Y se vislumbra que hay otros servicios de audio que no son radio en el sentido tradicional del término. La radio digital deja de ser sólo sonido radiofónico para integrarse en otro lenguaje con el que se complementa.

También los procesos de producción se modifican: es la radio de siempre con las ventajas e inconvenientes de un universo multimedia al que se asoma por primera vez. Con el apellido "digital", los medios tradicionales - prensa, radio, televisión-, claramente diferenciados en cuanto a ámbitos de trabajo, lenguajes y públicos, se encuentran ahora mismo utilizando las mismas tecnologías y soportes de comunicación. La radio convive con otros servicios de audio, texto e imágenes y forma parte de una cadena integrada de servicios de información, entretenimiento y educación.

Al mismo tiempo, la radio abandona su carácter de medio perecedero. Los soportes digitales, sobre todo la red, detienen la fugacidad de la radio. El orden y el tiempo sincrónico de la secuencia narrativa de la radio caracterizado por el aquí y ahora se rompe con el consumo diacrónico realizado en diferido y de forma selectiva. La posibilidad de acceder en tiempos distintos al aquí y ahora, está modificando la dinámica de los modelos de producción en la radio, favorece la aparición de los proveedores de contenidos y estimula la sindicación de programación.

LOS CONTENIDOS DE LA RADIO SE DECANTAN HACIA EL OCIO Y EL ENTRETENIMIENTO DONDE HAY RENTABILIDAD A CORTO PLAZO

La multiplicidad de canales y la posibilidad de interacción que permiten los soportes digitales favorece la especialización temática y la personalización de la oferta de programas. La hiper-especialización que se avecina ya no sólo se decanta por la música en sus más variados géneros y estilos sino que incursiona, y con éxito, en otros ámbitos temáticos como deportes, viajes, economía, comedia y literatura.

LOS RADIODIFUSORES TRADICIONALES COMIENZAN A ADOPTAR EL PERFIL DE PROVEEDORES DE CONTENIDOS

Estos nuevos formatos facilitan la sinergia de contenidos entre soportes y el desarrollo de servicios complementarios o de valor añadido al mensaje principal de radio. Al mismo tiempo se modifica la estructura de trabajo de los actuales radiodifusores que comienzan a adoptar un perfil más cercano al de proveedor de contenidos que al de radiodifusor tradicional. Un concepto que ha tardado en conquistar Europa.

3. AUDIENCIAS

La tercera y última ruptura corresponde a una nueva configuración de la recepción y las audiencias de radio.

La radio es el medio de comunicación más extendido, con mayor presencia y credibilidad social. El 97% de las familias europeas cuenta con receptor de radio, y aquellas que afirman tener receptor suman una media de 5 aparatos por hogar. La recepción móvil también es elevada: el 90% de los coches que circulan en Europa tienen receptor de radio.

Pero a partir de ahora se inicia un recambio del parque de receptores que no sólo es cambio tecnológico, sino que conlleva un cambio de estrategia de la oferta de servicios y de consumo: junto a la señal de audio, las empresas suministran servicios de valor añadido. La tecnología digital está produciendo la convergencia de las terminales de recepción: los aparatos son portátiles y multipropósito con una tecnología flexible y transparente, capaz de absorver nuevos cambios y de fácil utilización.

Al cambiar la forma de hacer y presentar la oferta de los mensajes, se establece otra forma de acceso y consumo y se modifica el modelo de comunicación tradicional de la radio. Se establece un modelo personalizado progresivamente alejado de las audiencias masivas, con diferentes niveles de interactividad, a demanda, en el que es posible la lectura diacrónica y sucesiva.

DESAPARECERAN LAS AUDIENCIAS MILLONARIAS Y LA FIDELIDAD A UN SOLO PROGRAMA DE RADIO

Los radiodifusores buscarán captar oyentes diversificando la oferta de canales y servicios. De esta forma, obtendrán una suma de audiencias de sus diferentes soportes y programas que resulte atractiva para los anunciantes. La fidelidad se construirá en base a la marca. En la búsqueda de oyentes y anunciantes, los radiodifusores adoptarán la estrategia del grupo de comunicación al que pertenecen. La gestión de contenidos, de estudios de audiencias y de publicidad responderá a las políticas globales de las empresas de comunicación convergentes. La radio ha dejado de ser un buen negocio para solitarios.

"Un hombre que tiene algo que decir y no encuentra oyentes está en una mala situación. Pero todavía están peor los oyentes que no encuentran quien tenga algo que decirles" (Brecht, 1932)

La paradoja de Brecht sigue intacta.

La radio vive un momento apasionante. Su función comunicativa está consolidada. Su presencia social es indiscutible. La radio está lejos de ser un medio en extinción. Mientras haya oyentes, una vez más hay que afirmar, que la radio se vuelve a hacer cada vez que se abre un micrófono. Hay que fomentar esa cultura tan saludable de que en la mejor radio está todavía por hacer, como las mejores historias que están esperando que alguien las vuelva a contar y no por ello pierden el arte inicial. Muchas gracias.


* Ma. Del Pilar Martínez-Costa es doctora en Comunicación Pública por la Universidad de Navarra, de cuya Facultad de Comunicación es secretaria del Departamento de Proyectos Periodísticos. Este texto fue la la presentación de la mesa redonda "La convergencia digital llega a la radio", celebrada durante las , XV Jornadas Iinternacionales de la Comunicación, "Reinventar la radio", en la Universidad de Navarra, Pamplona (9 y 10 de noviembre de 2000). Esta es su primera colaboración para Sala de Prensa.


Tus comentarios, sugerencias y aportaciones
nos permitirán seguir construyendo este sitio.
¡Colabora!



| Volver a la página principal de SdP |
|
Acerca de SdP | Periodismo de Investigación | Etica y Deontología |
|
Derecho de la Información | Fuentes de Investigación |
|
Política y gobierno | Comunicación Social | Economía y Finanzas |
|
Academia | Fotoperiodismo | Medios en Línea | Bibliotecas |
|
Espacio del Usuario | Alta en SdP |
|
SdP: Tu página de inicio | Vínculos a SdP | Informes |
|
Indice de Artículos | Indice de Autores |
|
Búsqueda en Sala de Prensa |
|
Fotoblog |

© Sala de Prensa 1997 - 2008


IMPORTANTE: Todos los materiales que aparecen en Sala de Prensa están protegidos por las leyes del Copyright.

SdP no sería posible sin la colaboración de una serie de profesionales y académicos que generosamente nos han enviado artículos, ponencias y ensayos, o bien han autorizado la reproducción de sus textos; algunos de los cuales son traducciones libres. Por supuesto, SdP respeta en todo momento las leyes de propiedad intelectual, y en estas páginas aparecen detallados los datos relativos al copyright -si lo hubiera-, independientemente del copyright propio de todo el material de Sala de Prensa. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de Sala de Prensa sin la autorización expresa del Consejo Editorial. Los textos firmados son responsabilidad de su autor y no reflejan necesariamente el criterio institucional de SdP. Para la reproducción de material con copyright propio es necesaria, además, la autorización del autor y/o editor original.